Como cuidar de un gato

CONTENIDOS SIMILARES
Contents:
  1. Cuidados básicos del gato
  2. Guía completa para cuidar un gato adulto
  3. ¿Cómo cuidar un gato?
  4. Educación del gato adulto

Es probable que llore si tiene frío. Compra leche sustitutiva en polvo especial para gatos.

Cuidados básicos del gato

Los gatitos bebés comen como los bebés. Es muy importante que la leche esté a una temperatura de unos 37 grados.

¿Cómo hacer feliz a tu gato? - 10 consejos para conseguirlo

Cuando le des el biberón no lo sujetes como si fuera un bebé, procura mantener la posición que adoptaría si estuviese con su madre. Los gatos tan pequeñitos no saben cómo hacerlo y es la madre la que se encarga de estimularlos. Moja un algodón con agua tibia y frota su zona anal hasta que haga sus necesidades. Procura un lugar para que el gatito pueda dormir y esté a gusto y tranquilo en una habitación que sea calentita.

Puedes utilizar una caja y colocar una toalla. Pasa el paño por su pelaje y vuelve a pasar otro paño, esta vez seco. Si cómo cuidar a un gatito bebé te ha dejado exhausto con solo leerlo puedes adoptar un gato adulto. Muchos esperan años a que alguien se fije en ellos, buscan una merecida y segunda oportunidad. Como el cabello no se digiere por el organismo del animal, puede acumularse en el estómago y los intestinos de un gato formando bolas de pelo. En general, las bolas de pelo no suelen ser peligrosas para el animal, así que no te asustes si ves a tu gato regurgitar bolas de pelo.

Como los gatos de pelo largo necesitan cuidados regulares, en ocasiones una vez al día, es posible que desees decidas pedir presupuesto a un profesional. Las principales ventajas de un peluquero profesional son la formación, habilidades y experiencia. Incluso personas con destreza cuidando el pelaje de su gato deciden llevar al animal al peluquero felino en ocasiones. La cuidado del pelo de tu gato es sólo la primera parte en el aseo del animal, en la siguiente sección, veremos algunos consejos para bañar a tu gato.

Generalmente, el gato no necesita recibir baños periódicos para mantenerse limpios pero, en ocasiones, es necesario un baño para tratar una infestación de pulgas, asear un gato que se ha escapado a emprender una aventura por el barro, tratar una enfermedad de la piel o eliminar un duro enrredo que pueda dañar la piel de tu gato. Algunas personas prefieren dejar esta labor en manos de un peluquero profesional por miedo o falta de experiencia. Al cuidar un gato, es tan importante tenerlo limpio y darle cariño como mantenrelo despierto, entretenido y en actividad.


  • Cómo cuidar a un gatito bebé;
  • puede un hombre soltero adoptar en españa.
  • Salud y visitas veterinarias.

En los casos en que el gato se traga un cuerpo extraño y entra en el sistema digestivo, éste puede provocar vómitos o diarreas y en ocasiones, cosas peores. Los gatos no pueden resistirse a su textura arrugada y el residuo azucarado les invita a que se lo traguen. Las envolturas del papel que envuelve los caramelos puede deshacerse en el estómago de tu gato, cubrir la mucosa y bloquear la absorción de los nutrientes de los alimentos. Puedes comprar juguetes especialmente preparados para tu gato en las tiendas de animales, pero si lo deseas, puedes convertir en juguete cualqueir cosa que:.

Tener un buen veterinario de confianza al que poder acudir regularmente para las visitas rutinarias y en caso de urgencia es muy importante. No debes tener miedo de llevar tu gato a un veterinario que no conoces, piensa que cualquier veterinario a estudiado especialmente para tratar animales y debe cumplir con unas estrictas normas para conseguir una licencia que le permita ejercer como veterinario.

Sé exigente, pero no te desanimes si el veterinario o el personal de la clínica no pueden pasar mucho tiempo contigo para responder todas tus preguntas. El cuidado de un gato pasa por llevar al día el calendario de vacunación.

Guía completa para cuidar un gato adulto

La mayoría de las vacunas permiten al animal que desarrolle anticuerpos contra un virus al inocular una cepa debilitada del virus. El cuerpo del animal ataca estos virus débiles y aprende a defenderse de ellos cuando el virus potente entra en el cuerpo. Esto funciona exactamente igual en las vacunas a los humanos. Las vacunas protegen a tu gato de enfermedades comunes generalmente causadas por virus.

Cuando un virus invade el cuerpo de un animal, no existen medicinas que puedan matarlo. Las enfermedades virales tienen que seguir su curso y cuando se consiguen superara, la víctima se vuelven inmunes de por vida.

1. Cómo coger al gato

Las vacunas proporcionan a tu gato los beneficios de volverse inmune a la enfermedad sin tener que sufrir sus síntomas. Ninguna vacuna es por ciento eficaz, por lo que de vez en cuando un gato que tiene todas sus vacunas al día enferma con algo para lo que se supone que estaba protegido.

Por otro lado, existen algunas enfermedades, desactivan el sistema inmunológico del animal, por tanto, aunque tu gato estuviese vacunado contra ellas, no serviría de nada ya que el sistema inmunológico no puede actuar. Los gatos deben estar vacunados contra la rabia y el moquillo.

No asustes ni alarmes a tu gato cuando esté usando la caja o podría formar una mala asociación con la caja y podría empezar a evitarla.

¿Cómo cuidar un gato?

Compra una caja grande, incluso si es un poco costosa. Cambiar de arcilla sanitaria a una arena sanitaria aglomerante o viceversa podría molestar al gato tanto como para dejar de usar la caja. No uses arenas sanitarias con aroma fuerte que podrían desanimar al gato a usar la caja de arena. Ten en cuenta las necesidades de los gatos jóvenes o viejos. Ten en cuenta que los gatitos y los gatos viejos con artritis u otros problemas de salud pueden tener problemas para entrar y salir de una caja demasiado alta. Bríndale a tu gato un rascador vertical. Rascar es una parte normal del comportamiento de los gatos y no hay forma de que puedas entrenarlo para que no lo haga.

Haz que tu gato no explore las superficies prohibidas. También puedes usar una lata que haga ruido una lata de gaseosa vacía con unas cuantas canicas y la abertura pegada con cinta.


  • Cómo cuidar a un gato bebé!
  • para conocer personas!
  • Alimentación del gato.
  • Gatos bebés: 20 consejos básicos para cuidar de ellos - Gatitos sin destetar?
  • 2. El gato debe mantenerse calentito.

Tírala suavemente al suelo para asustar al gato y lograr que se aleje de las superficies prohibidas. NO le tires la lata al gato, esto podría lastimarlo. Considera usar productos con feromonas felinas. Estos productos, los cuales llenan el aire con feromonas sintéticas relajantes, vienen en aerosoles o difusores que se conectan en los tomacorrientes. En general, el tipo de comida depende de las preferencias del dueño del gato. En ocasiones, un gato con una enfermedad podría necesitar un tipo de comida, en lugar de otro.

Consulta a un veterinario para que te recomiende una comida. Elige una buena marca de comida para gatos.

Educación del gato adulto

Al igual que otros animales, los gatos tienen algunas necesidades nutricionales específicas. Busca comidas para gatos que contengan cantidades abundantes de carne de animales como carne de res, pollo, pavo o pescado. Algunas comidas para humanos pueden hacer que los gatos se enfermen gravemente o incluso son tóxicas para ellos como el chocolate.

Sigue las instrucciones de alimentación brindadas en la comida para gatos. Ellos prefieren comer comidas pequeñas y frecuentes a lo largo del día. No alimentes en exceso a tu gato. El peso adicional también contribuye con la artritis, las enfermedades cardiacas y otros problemas de salud en los gatos. Cepilla a tu gato dependiendo de las necesidades de su pelaje. Los gatos parecen arreglarse el pelaje ellos mismos todo el día; por ello, puedes creer que no necesitas cepillarlos. Pero sí es necesario que cepilles a los gatos con pelaje largo varias veces a la semana y a los gatos con pelaje corto, una vez a la semana.

En el caso de los gatos a los que se les suele caer el pelo en especial, los que tienen pelaje largo , usa un peine que tenga cerdas finas de metal. Este penetra en la capa inferior y elimina la caída del pelo. Cuando cepilles al gato, revísalo para determinar si tiene alguna enfermedad de la piel. Si notas algo sospechoso, díselo al veterinario y pídele consejos sobre cómo encargarte del problema. Programa visitas anuales al veterinario.